¿Cómo hacer el contrato de renta de un terreno de manera segura?

Contrato de renta de un terreno

¿Cómo hacer el contrato de renta de un terreno de manera segura? Al momento de suscribir un contrato, de cualquier tipo, es sumamente importante verificar todas las cláusulas, términos o condiciones que en el mismo se establezcan a fin de evitar problemas a futuro.

 

Pero hagamos un breve repaso, acerca de los que son los contratos de renta o arrendamiento.

 

El contrato de renta o arrendamiento, es un acuerdo entre partes a través del cual una parte llamada arrendador cede a la otra que se llama arrendatario, un bien inmueble para su uso, goce y disfrute por un tiempo determinado a cambio de una contraprestación económica.

 

Entonces tenemos que:

 

  • El arrendador: es el propietario del bien inmueble.

 

  • El arrendatario: es la persona natural o jurídica que va a disponer del bien.

 

  • Renta: es la cantidad de dinero estipulada por el arrendador que deberá cancelar el arrendatario por el empleo del bien de manera mensual.

 

  • Bien inmueble: aquel objeto constituido por una casa, apartamento, local o terreno que es susceptible de venta o renta y objeto de los contratos.

 

Pero el bien inmueble que hoy nos ocupa y del cual nos interesa saber su proceso de renta, es el terreno.

 

Trámite para rentar un terreno.

 

La renta de terrenos es una actividad fructífera y las personas que se beneficien de este tipo de acciones, deben estar dados de alta en Hacienda y emitir Comprobantes Fiscales Digitales por Internet en virtud de estas entradas.

 

Igualmente, el arrendador debe hacer su declaración anual y en caso de obtener ingresos por la renta, se pueden presentar pagos provisionales trimestrales por conceptos de ISR e IVA.

 

Información que debe contener un contrato de renta.

 

Para validar efectivamente un contrato de arrendamiento, se hace necesaria la presencia de estos datos e información:

 

  • Nombre.
  • Dirección.
  • Teléfono.                                                                                                                         
  • Ocupación.
  • Estado civil.

 

Referencias personales.

 

Es de destacar la importancia de que la información sea lo más sustancial posible, así como precisa, en especial en los datos de localización, tales como, teléfonos, direcciones, correos electrónicos, en caso de que haya la necesidad de practicar alguna notificación.

 

Detalles e información del terreno.

 

Toda la información concerniente al bien, que en este caso es el terreno, debe estar debidamente especificado en el contrato, metros cuadrados, elementos de vegetación en caso de que los haya, construcciones, tipo de suelo, años del terreno.

 

Igualmente, se debe hacer hincapié en las condiciones en las que se encuentra el terreno a momento de iniciar el arrendamiento y en las que debe ser entregado de vuelta al finalizar el mismo.

 

Duración del contrato.

 

Se trata del período por el cual el arrendamiento estará vigente, para lo cual se debe especificar la fecha de inicio, la fecha de culminación, si va a ser susceptible de prórroga o renovación.

 

Existen contratos de un año o incluso más porque el proyecto que se va a desarrollar es a largo plazo y así se evitan trámites de renovación de manera seguida.

 

Otro punto importante es especificar los motivos por los cuales se daría por terminado el contrato de manera anticipada y si entrarían penalizaciones en el caso por falta de alguna de las partes. 

 

 

Derechos y obligaciones de las partes.

 

En cada contrato, cada parte tiene tanto derechos como obligaciones y estas deben estar claramente establecidas, en especial si existe alguna prohibición de práctica de una determinada actividad en el bien arrendado.

 

Aquí, se debe ser muy cuidadoso, con respecto al cuidado y mantenimiento del terreno, arreglos o mejorías a ejecutar, y los posibles daños que se puedan ocasionar, al igual que el pago de impuestos que el terreno derive.

 

Canon de arrendamiento y otros gastos.

 

Así mismo, una parte sumamente relevante al momento de redactar un contrato, es la especificación del canon de arrendamiento mensual, formas de pago y fecha, así como de los gastos que va a corresponder a cada parte y el porcentaje a tomar para cada uno en específico.

 

Cláusulas especiales, Contrato de renta de un terreno.

 

En este aparte, se procede a colocar todo aquello que sea considerado atípico o especial en términos del contrato.

 

En caso de que sea un arrendamiento con opción a compra en el futuro, o si se van a realizar construcciones de algún tipo y se vaya a delimitar la propiedad de cada parte sobre dichas obras, o si el uso del terreno será para algo especial que no se haya especificado en las cláusulas anteriores.

 

Constancia de pago y aval.

 

En esta cláusula, se dejará constancia del pago inicial dado por el arrendatario en su totalidad para dar inicio al contrato, especificando cuantas cuotas o condiciones abarca, que cantidad constituye el depósito y si este va a ser devuelto una vez finalizado el contrato.

 

En caso de que exista una persona que sirva como aval, debe contener toda la información referente a este, específicamente sus datos de localización, en caso ameritar la ubicación de la misma.

 

Firmas de las partes y anexos.

 

Al finalizar la redacción, el contrato, ya debidamente impreso, debe contar con las firmas de todas y cada una de las partes involucradas, así como sus anexos, en caso de que existan y así dejar constancia de los mismos.

 

La ausencia de firma puede invalidar el contrato.

 

Una vez culminada la redacción y revisión se procede a la impresión del contrato para estampar las respectivas firmas de cada una de las partes.

 

Acto que debe realizarse ante la autoridad pública competente, y así dar fe y dejar constancia de que tanto arrendador como arrendatario están en plena capacidad de sus facultades y de la legalidad del acuerdo convenido.

 

 

Ventajas y desventajas de la renta de terrenos.

 

Contrato de renta de un terrenoUn punto importante, a saber, son los pros y los contras de este tipo de contratación y si bien, es lo primero a considerar antes de tomar la decisión, aquí te lo dejamos como una referencia a considerar si estás en busca de este tipo de inmueble.

 

Si eres propietario de un terreno, estas son algunas de las ventajas de negociar el mismo en la modalidad de alquiler.

 

  • Conservas la propiedad del inmueble.

 

Al rentar el terreno, sigues siendo propietario y recibes ingresos adicionales, que ayuden a mejorar tu liquidez. Seguir con la propiedad, puede facilitar la expedición de un crédito a futuro y de igual forma, este sigue siendo parte de tu patrimonio como un activo.

 

  • Ingresos para invertir, Contrato de renta de un terreno.

 

Como se comentó anteriormente, mientras sigas en la condición de propietario y con el terreno arrendado, este ingreso es un incremento de tu liquidez, el cual puedes invertir en otros proyectos. 

 

Estos otros planes pueden proyectarse de manera concreta por cuanto se sabe con certeza la cantidad que se va a percibir por la renta del terreno y la fecha exacta.

 

Otra ventaja es que el terreno en la medida que pase el tiempo puede aumentar su valor, siendo más rentable a futuro y ofreciendo un retorno de inversión más alto en caso de una futura venta.

 

 

  • Trámites simples, Contrato de renta de un terreno.

 

El trámite de renta es más sencillo o simplificado que el de compra o venta de un inmueble. Se lleva a cabo bien ante una notaría, escribanía pública o de manera por privada, solo debiendo costear los gastos que generen los servicios del abogado.

 

Desventajas.

 

Con respecto a las desventajas de rentar un terreno, podemos mencionarte estas tres:

 

  • Construcciones poco útiles, Contrato de renta de un terreno.

 

En caso de que en el contrato se pacte la posibilidad de que el arrendatario construya alguna estructura física, sin poderse beneficiar una vez finalizada la relación arrendaticia, es muy probable que esto sea de baja calidad o con deficiencias, lo que a futuro podría ser un estorbo más que una ganancia. Quien no va a poder disfrutar de lo construido, probablemente no esté interesado en hacer grandes inversiones en fabricar alguna obra de calidad.

 

Para poder compensar un poco estos detalles, se debe ser muy específico en el contrato acerca de que se permite y que no con respecto a nuevas obras en el terreno.

 

 

  • Mora, Contrato de renta de un terreno.

 

Por más que se especifique en el contrato, siempre puede existir un riesgo de incumplimiento de las obligaciones referentes a los pagos del canon periódico. Para ello, es usual que se pida un récord crediticio y referencias bancarias del futuro arrendatario, así como un aval en caso de que la persona deje de pagar. 

 

  • Tiempo de espera prolongada, Contrato de renta de un terreno.

 

Cuando se compra un terreno, una de las cosas a evaluar en primer lugar, es la zona, ya que se debe procurar que la ubicación sea en un lugar de potencial en el presente y a futuro. Esto es dado a la rentabilidad y oportunidad de retorno de inversión que se pueda obtener si el terreno se ubica en una buena zona.

 

Así mismo, el terreno rentado en una zona de alto tráfico, puede asegurar una relación arrendaticia positiva y a largo plazo, siendo en consecuencia el ingreso y liquidez constante. Como ultimas recomendaciones, siempre verifica el perfil de quien pretende rentar y revisa cada punto del contrato de arrendamiento si es posible en más de una ocasión, a fin de evitar errores que puedan costar mucho más a futuro.

 

Palabras claves: terreno, contrato, renta, arrendamiento, alquiler, trámites, requisitos.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *